Los objetivos de la Educación Ambiental en el Camino Natural-Vía Verde de la Plata en la senda de la Sostenibilidad

Desde el inicio de la Gestión del Equipamiento Ambiental del Camino Natural-Vía Verde de la Plata en 2015 el uso recreativo del espacio como escenario para la Educación e Interpretación Ambiental se ha consolidado a través de la creación y ejecución de diversas propuestas pedagógicas. Hasta el punto de ser, casi con exclusividad, la única Vía Verde en España que desarrolla actividades estrictamente de interpretación y educación ambiental dentro del ámbito no formal.

La Gestión del Equipamiento por parte de VIFEPLA se está materializando mediante la consecución de Proyectos de Acciones Formativas para el Empleo, que además de realizar trabajo de gestión real dentro de la Vía, están permitiendo la formación de personas del ámbito local para el desarrollo de diferentes capacidades incluidas en sendos Certificados de Profesionalidad. Especial atención se está poniendo en aquellas capacidades relacionadas con la Educación Ambiental.

El AFE Gestión Ambiental de la Vía Verde de la Plata I impartió desde noviembre de 2015 a abril de 2016 la especialidad del Certificado de Profesionalidad: SEAG0109 “Interpretación y Educación ambiental” que incluía las siguientes unidades formativas:

  • UF0738: Educación Ambiental y ámbitos de aplicación.
  • UF0739: Interpretación del patrimonio como estrategia de comunicación y gestión.
  • UF0740: Ejecución de programas y actividades de Educación

Desarrollando las capacidades que se citan a continuación:

  • Definir los conceptos básicos de la educación ambiental establecidos en documentos internacionales, nacionales y regionales.
  • Identificar las técnicas de comunicación, de animación sociocultural y dinámica de grupos.
  • Elaborar propuestas de actividades de educación ambiental.
  • Reconocer las técnicas de documentación, difusión y seguimiento de las acciones y actividades de educación ambiental.

El AFE Gestión Ambiental de la Vía Verde de la Plata II imparte actualmente desde noviembre de 2016 la especialidad del Certificado de Profesionalidad: SEAG0309 “Control y Protección del medio natural” que incluye la unidad formativa:

  • UF1261: Control de Uso público de los espacios naturales

Desarrollando la Capacidad de:

  • Realizar actividades básicas de Educación Ambiental e Interpretación del Patrimonio.

Fruto de este trabajo continuado se están constituyendo equipos de trabajo con la formación adecuada y se están elaborando diversas programaciones de Educación e Interpretación, que vienen a complementar el equipamiento en el que nos encontramos. Desde 2015 estos equipos de trabajo no han hecho sino crear “tela nueva” aportando ideas y descubriendo recursos para ser utilizados en las diferentes itinerarios, actividades y talleres que se realizan. Programaciones de Educación Ambiental que como sabemos, además, deben ser coherentes con otras actuaciones también realizadas en el espacio relacionadas con la gestión del espacio, tales como:

  • Inventarios de recursos
  • Fichas de Registros
  • Actuaciones de restauración ambiental
  • Resolución de incidencias
  • Mejora de las compatibilidades con los usos sociales
  • Protocolos de actuación
  • La vigilancia y control de los recursos naturales y patrimoniales para su conservación.

Estas actuaciones y los programas de educación deben ir de la mano para poder lograr los objetivos de la Educación Ambiental más innovadores.

Los participantes del AFE Gestión Ambiental de la Vía Verde de la Plata II están dando continuidad a algunas de estas actuaciones de Educación y Gestión Ambiental iniciadas en 2015, pero también están comenzando otras muchas en 2016, que como las anteriores, requerirán una continuidad para que el equipamiento siga mejorando.

¿Función de mantenimiento de infraestructuras o función de gestión ambiental?

Uno de los problemas que existen en muchas de estas infraestructuras es que se corre el riesgo de deterioro por la falta de mantenimiento. Eso es común en los espacios de uso público. Pero como sabemos un equipamiento ambiental de uso público es algo más que un conjunto de infraestructuras a mantener en el medio natural. Es un escenario pedagógico ambiental.

ESCOLLERA TRINCHERA DE LA MAZA
Trinchera de la Maza: un escenario para la gestión y la interpretación ambiental sostenible

Es posible que desde una visión muy superficial, parte del trabajo de Gestión Ambiental de la Vía Verde de la Plata se refleje en la población local como un simple mantenimiento de infraestructuras del equipamiento para garantizar el uso público compatible de la Vía Verde. Si alguien lo ha apreciado así no es que esté equivocado, simplemente estaría dejando a un lado una parte muy importante de nuestro trabajo de gestión.  Es cierto que las resoluciones de incidencias en la vía relacionadas con el mantenimiento de las infraestructuras han conllevado diversas actuaciones, actuaciones que están a la vista del gran público y que, por consiguiente, parecen las únicas, pero el trabajo completo desarrollado por el equipo es mucho más que eso.

Cada una de las actuaciones, y no sólo las relacionadas con la infraestructura del equipamiento, responde a un procedimiento de resolución de incidencias incluido en el Protocolo de Gestión de la Vía Verde de la Plata. Todas las incidencias son debidamente registradas y resueltas internamente, a través de acciones en las que se sigue una serie de metodologías sostenibles previamente establecidas, o externamente, actuando de oficio mediante la elaboración de informes ambientales que se remiten a la administración correspondiente. Lo más importante es que los objetivos ambientales son claros desde el inicio: “La sostenibilidad de los recursos existentes para que sigan siendo compatibles en el futuro con un escenario para desarrollar los objetivos de la educación ambiental”. Basta con haber seguido la trayectoria de entradas de este blog para entenderlo así.

¿Por qué decidimos seguir este esquema de trabajo basado en la sostenibilidad?

 Una de las razones se encontraría en la revisión de la bibliografía sobre la materia. La educación y gestión ambiental más innovadora tiene nuevos objetivos, objetivos que deben contemplarse en cualquier Programación de Educación Ambiental. El denominador común en todos ellos debe ser la sostenibilidad, sostenibilidad entendida como algo transversal que afecte de manera coordinada las actividades educativas y a las actuaciones que se lleven a cabo en la vía.

Ya mencionamos en la entrada anterior (El Control de Plagas y Enfermedades en la Vegetación dentro de los Espacios Naturales de Uso Público: Camino Natural-Vía Verde de la Plata) cómo los objetivos de la Educación Ambiental pueden y deben estar presentes de manera transversal en cualquier actuación de la Gestión Ambiental.

En esta entrada presentamos cómo pueden estar presentes simultáneamente esos mismos objetivos también en los programas de educación ambiental desarrollados dentro de nuestro equipamiento. De esta manera quedará reflejada la finalidad de todas nuestras actuaciones coordinadas (en todos los ámbitos de educación y de gestión) dentro de una Educación Ambiental que podríamos definir como “total”.

Pero para entender el carácter innovador de nuestra filosofía antes realizaremos un pequeño repaso de la trayectoria que ha seguido la educación ambiental desde sus orígenes. Finalmente veremos algunos ejemplos de cómo las Programaciones de Educación Ambiental en la Vía se han adaptado a los conceptos más actuales.

Breve Cronología de la Historia de la Educación Ambiental:

Aunque hay autores que ya hablan de que la Educación Ambiental tuvo sus orígenes durante el Renacimiento, podemos decir que no se puso en la práctica mediante iniciativas pedagógicas hasta finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Fue en esta etapa cuando surgieron las iniciativas de reformas pedagógicas donde se valoraba el Medio Ambiente como un recurso formativo a tener en cuenta. En España Giner de los Ríos fue quizás uno de los pioneros en llevar el aula al campo y desarrollar programas educativos como los desarrollados en la Sierra de Guadarrama.

El inicio de lo que hoy conocemos como Educación Ambiental, sin embargo, se encuentra a finales de los años 60. Fue en etapa en la que la sociedad descubrió la Problemática Ambiental y cambió su percepción respecto al Medio Ambiente. De alguna manera desde ese momento la Educación Ambiental comenzó a institucionalizarse. Así surgieron diferentes enfoques:

  • Visión Ambiental: sólo recursos naturales.
  • Visión Holística: Naturaleza, sociedad, economía, cultura, patrimonio
  • Visión Interdisciplinar: problemas complejos, soluciones complejas.

La Educación Ambiental comienza a tener importancia en Países Nórdicos, Reino Unido y en Organismos internacionales como la UNESCO.

La Unesco, por ejemplo, estableció en 1971, en su Programa sobre el Hombre y la Biosfera (Programa MAB), que es el germen del actual sistema de Reservas de la Biosfera a nivel mundial, con objetivos como:

  • Elaboraciones de materiales didácticos para todos los niveles.
  • Promover la formación de especialistas formadores.
  • Fomentar la idea de la realización del hombre en asociación con la naturaleza y su responsabilidad hacia ésta.

Recordemos que en el territorio de la provincia de Salamanca desde hace pocos años hay dos Reservas de la Biosfera donde por su declaración por la UNESCO se deben desarrollar actividades sostenibles y de Educación Ambiental:

  • Reserva de la Biosfera de las Sierras de Béjar y Francia
  • Reserva de la Biosfera de Meseta Ibérica

También la UNESCO organizó en 1975 el conocido como Seminario de Belgrado donde algunos de los objetivos desarrollados fueron los siguientes:

  • Toma de conciencia: ayudar a las personas a que adquieran mayor sensibilidad y conciencia con el medio ambiente.
  • Conocimientos: Ayudar las personas a adquirir comprensión sobre el medio ambiente y los problemas ambientales.
  • Actitudes: Ayudar a las personas a adquirir valores ambientales.
  • Aptitudes: Ayudar a las personas a adquirir las herramientas y capacidades necesarias para resolver los problemas ambientales.
  • Evaluación: Ayudar a las personas a evaluar las medidas y programas llevados a cabo.
  • Participación: Ayudar a que las personas desarrollen un sentido de la responsabilidad y de la necesidad urgente de prestar atención a los problemas ambientales.

Las recomendaciones que emiten, a modo de conclusión, son:

  • Necesidad de coordinar actuaciones en materia de educación ambiental.
  • Necesidad de crear centros de alcance regional para la información ambiental (origen de nuestro CENEAM, PRAE, etc).
  • Necesidad de un apoyo legislativo en las acciones que se lleven a cabo.
  • Necesidad del desarrollo de Programas de Educación Ambiental interdisciplinarios.
  • Necesidad de formar personal específico en materia de educación ambiental.
  • Necesidad de desarrollar material didáctico e informativo.
  • Necesidad de financiación para los Programas de Educación Ambiental.

En 1977, se celebra en Tbilisi la Primera Conferencia Intergubernamental de Educación Ambiental. En ella si fijaron como objetivos de la educación ambiental los siguientes:

  • Información
  • Toma de conciencia
  • Desarrollo de actitudes y aptitudes
  • Participación responsable y eficaz en la prevención y solución de problemas ambientales.

Entre las recomendaciones surgidas se destacaría la necesidad de crear Estrategias de Cooperación y Desarrollo de la Educación Ambiental. Posteriormente, cada 10 años desde 1977, se han celebrado conferencias en Moscú (1987), Tesalónica (1997), India (2007) y Cuba (2017).

En 1987 la UNESCO y el PNUMA organizan en Moscú el Congreso Internacional sobre la Educación y la Formación relativas al Medio Ambiente. Uno de sus objetivos planteados en ese y sucesivos encuentros fue trabajar una estrategia internacional en la materia. Algunos de éstos son:

  • Fortalecer el sistema internacional de intercambio de información de datos y experiencias.
  • Fortalecer la investigación y la experimentación educacional.
  • Fomentar la elaboración de programas educativos y materiales didácticos.
  • Promocionar la formación y capacitación de personal encargado de la educación ambiental.
  • Integrar la dimensión ambiental en la enseñanza técnica y profesional.
  • Intensificar la educación y la información a público en cuestiones ambientales mediante la utilización de nuevas tecnologías.
  • Fortalecer la integración de la dimensión ambiental en la formación universitaria.
  • Fomentar la formación específica especializada en materia de medio ambiente.
  • Desarrollar la cooperación en materia de Educación Ambiental.

Las Conferencias de la ONU, Río 1992 y Río+20, vinieron a traer a la educación ambiental los objetivos de sostenibilidad que, aunque evolucionados, prevalecen de manera transversal hasta nuestros días.

Dada la evolución observada, la Educación Ambiental ya se entiende no sólo como una educación para cambiar el Medio Ambiente sino también como una educación para cambiar a la sociedad. El grupo de destinatarios de los Programas de Educación Ambiental son en sí mismos un objetivo más. El discurso en las Programaciones Pedagógicas deja de ser voluntarista y pasa a ser activo y participativo con la finalidad de remover conciencias y pasar a la práctica en la resolución de los Problemas Ambientales. Se busca un cambio en las creencias, un cambio en la forma de actuar. El factor emocional es una de las cuestiones más difíciles de conseguir y por ello se debe trabajar mucho desde los objetivos actitudinales. En esta parte del proceso educativo se va a consumir mucho esfuerzo por parte de los profesionales que tienen que transmitir esos valores. Es clave mantener la constancia en el equipo de trabajo y seguir avanzando sin caer en la tentación de evocar solo objetivos conceptuales, más fácil de aplicar.

Pero desarrollar unos objetivos aptitudinales es también clave en todo el proceso. En la actual Educación Ambiental también se deben aportar las herramientas metodológicas para mostrar a los destinatarios cómo ellos pueden participar de manera activa en la resolución problemática acorde con la Sostenibilidad.

Los principios de la Sostenibilidad van a conllevar cambios de estrategias y todos los ciudadanos deben alcanzar consensos en las formas de actuar, comprendiendo que es importante ese cambio en las mismas, un cambio en el que todos pueden participar.

La población local es muy importante en estos procesos participativos porque se encuentra cerca de los problemas y cuentan con información que a menudo desconocen los gestores y educadores. Una vez fijadas las metodologías sostenibles, al participar la población local va a poder generarse, además, un conjunto más amplio de opciones para resolver los problemas ya que poseen gran cantidad de información sobre los recursos de los que se dispone. Para todo ello, es necesario que se creen los canales adecuados para compartir esos conocimientos y así resolver cualquier aspecto de forma más eficaz a través de un Protocolo de Gestión establecido. El canal interno manejado por el equipo de trabajo de Gestión Ambiental de la Vía de la Plata es un inventario de recursos mantenido mediante “cloudsourcing”, si bien, pueden surgir espontáneamente otras iniciativas externas igualmente válidas. Por citar algún ejemplo, existen ya algunas iniciativas voluntarias en las que los ciudadanos han querido participar realizando el vuelco de información de sus propias bases de datos ambientales, donando toda esta información a VIFEPLA o, simplemente, aportando comentarios constructivos. Aquí juegan un papel fundamental los canales de comunicación a través de este blog y la red social Facebook. Estas iniciativas espontáneas son muy interesantes ya que muchas soluciones a problemas ambientales pueden surgir de la misma comunidad que siente que participa en el proceso. Hay que tomar la participación como un proceso de aprendizaje y mejora continua en sí misma.

Cuando la población local participa en el proceso lo siente como propio, y está demostrado que este “sentirlo como propio” hace que las personas sean más tendentes a adquirir responsabilidades de algún tipo para resolver alguno de los problemas que se presenten. Cuando no pueden participar, o el proyecto viene impuesto de manera unilateral, algo que sucedía en muchos proyectos ambientales del pasado, el efecto puede ser el contrario, generando rechazo e inhibición al proyecto. Precisamente esto es algo que desde una Gestión Ambiental responsable e innovadora se debe evitar.

Educación e interpretación ambiental en espacios naturales de uso público

Como ya hemos avanzado, las últimas tendencias en gestión ambiental de espacios naturales de uso público se encuentran muy alejadas de la convencional funcionalidad que había existido hasta el momento. Los proyectos llevados a cabo por quienes hemos formamos parte de las Acciones de Formación y Empleo realizadas en el Camino Natural Vía Verde de la Plata, encarnan una filosofía muy distinta a la de aquel entonces, una filosofía basada en minimizar en lo posible cualquier impacto ambiental, utilizando como denominador común aspectos como la sostenibilidad y la compatibilidad con el uso público del espacio.

Es necesario que esta filosofía llegue al máximo número de personas o grupos que sea posible para que entre unos y otros podamos dotarla de modelos participativos basados en la cooperación y en la gestión conjunta y coordinada de dicho espacio.

IMG_5962
El Camino Natural-Vía Verde de la Plata esta considerado por el MAPAMA como accesible para personas con diversidad funcional

Sin duda, una de las principales herramientas con las que podemos trabajar con el fin de concienciar, tanto a los distintos usuarios de la Vía como a la población local del entorno y a los múltiples grupos de interés, es la Educación Ambiental, implementada ésta a través de distintas programaciones, que se apoyen a su vez en un conjunto de actuaciones en materia de gestión ambiental (en el sentido amplio del concepto) como las que estamos realizando en la Vía.

Como referencia de ello, coincidiendo con el Día de las Vías Verdes, el día 7 de mayo de 2017 el equipo de trabajo del AFE Gestión Ambiental Vía Verde de la Plata II programó y ejecutó una actividad guiada de interpretación ambiental cuyo grupo de destinatarios fue el público en general. En el itinerario se presentaron las metodologías sostenibles utilizadas en las actuaciones de gestión como medio para transmitir nuestro modus operandi. Los objetivos actitudinales y aptitudinales planteados (alguno de los cuales se presentan más adelante) en esta programación son comunes tanto en las actuaciones realizadas como en la propia actividad guiada, siguiendo la coherencia mencionada con anterioridad.

Tal y como hemos venido demostrado a lo largo de nuestra trayectoria en la Gestión Ambiental del Camino Natural Vía Verde de la Plata, y hemos esgrimido con anterioridad, nuestra forma de entender este espacio va más allá de lo que podría ser un mero conjunto de infraestructuras que satisfagan las necesidades de unos u otros usuarios. Lo hemos considerado, más bien, como algo complejo, heterogéneo y asimilable a un verdadero equipamiento ambiental. Un equipamiento donde la coordinación de todas las acciones de gestión ambiental llevadas a cabo y los objetivos de la Educación Ambiental buscados han de ser compatibles con los usos sociales que se desarrollen en el mismo, tanto en el momento presente como de cara a un futuro próximo. Y como equipamiento ambiental, debe contemplar, por tanto, un programa pedagógico, actividades y un equipo de trabajo que las desarrolle. Todo ello sin olvidar que dentro de la Educación Ambiental (también en nuestro caso, aunque se trate de una educación no formal) es necesario establecer una serie de objetivos (conceptuales, aptitudinales y actitudinales) que, en las dos Acciones de Formación y Empleo llevadas a cabo en la Vía, han quedado fijados desde el principio bajo el prisma de la sostenibilidad.

Con todo lo dicho, parece claro que la gestión coherente de un espacio como la Vía Verde no es sencilla, y  no es sencilla, sobre todo, porque estamos trabajando con recursos naturales y complejos procesos ecológicos, pero a su vez, trabajamos también con las personas que realizan sus actividades en dicho espacio: usuarios (bici, running, senderismo…), población local, grupos de interés (agricultores, ganaderos, ciclistas, escolares…), educadores ambientales, personas encargadas de la vigilancia y control ambiental y entidades públicas. La organización y coordinación entre todos estos agentes debe ser máxima y seguir criterios basados en la sostenibilidad (no puede ser que donde se pretenda educar ambientalmente en valores se lleven a cabo actuaciones obsoletas insostenibles desde el punto de vista ambiental). Por lo tanto, se requiere un gran esfuerzo por parte de todos para coordinarse en una misma línea de la sostenibilidad.

Los dos principales sectores que pueden ser destinatarios de nuestras iniciativas educativas en este ámbito son, por un lado, el proveniente de la enseñanza (colegios, institutos, universidades, centros de adultos, etc.), por otro, la población local y los distintos grupos de interés (agricultores, ganaderos, ciclistas, etc.) y, por último, el público general que acude voluntariamente a este espacio en su tiempo libre, con fines recreativos y de esparcimiento.

Algunos ejemplos de programas de Educación Ambiental diseñados en el Camino Natural Vía Verde de la Plata son:

1. Programaciones de Educación e Interpretación Ambiental para escolares

1.1. Implementadas en el aula: Creando un conjunto de programas dirigidos al sector de la enseñanza.

Entre estos programas, dirigidos todos ellos a grupos cautivos, hemos implementado dos modalidades, en primer lugar, aquella en la que los miembros del AFE nos hemos desplazado al centro escolar impartiendo en el mismo una serie de programaciones previamente trabajadas en gabinete. Bajo la denominación de “enviados VERDEs” y “enVIAdos por la Dehesa” se desarrollan un conjunto de programaciones que han sido impartidas, unas en el segundo ciclo de Educación Infantil del CEIP Gran Capitán de Salamanca, y otras en los distintos ciclos de Educación Primaria en los CEIP Rafael Alberti, en El Encinar, y en los CEIPS Santa Teresa y Santa Isabel, en Alba de Tormes.

En lo que a Educación y Sensibilización Ambiental se refiere, nos interesa destacar fundamentalmente los objetivos aptitudinales y actitudinales de dichos programas. Entre ellos:

Objetivos aptitudinales:

  • Conocer las plantas más frecuentes de nuestro entorno. Nombre vulgar y nombre científico.
  • Aprender a diferenciar las aves según su plumaje y a manejar las guías, a la vez que se asocia su plumaje con el hábitat en el que viven.
  • Aprender a dibujar las aves de una forma sencilla.
  • Aprender a identificar valores y emociones.
  • Identificar los recursos naturales y patrimoniales del entorno de la Vía Verde de la Plata.
  • Reconocer y diferenciar los diferentes paisajes y ecosistemas presentes en la Vía en función de los recursos.
  • Diferenciar mediante los sentidos los usos del territorio dentro del ecosistema de la dehesa.
  • Reconocer los sonidos del medio natural y de la ciudad, apreciando las diferencias entre unos y otros, además de aprender a asociar los sonidos con los distintos ecosistemas de la Vía.

Objetivos actitudinales:

  • Incrementar el respeto por la naturaleza y valorar lo que nos ofrece, aprovechándolos de forma sostenible y didáctica, fomentando el reciclaje e incentivando la imaginación.
  • Fomentar el valor de las aves y sus hábitats.
  • Incrementar el respeto por la naturaleza y valorar la biodiversidad de las aves que hay en nuestro entorno.
  • Fomentar el valor universal de la ecología, respeto al medio ambiente y desarrollo sostenible.
  • Fomentar el valor ecológico y la conservación de los diferentes recursos naturales y patrimoniales de la Vía.
  • Aplicar el valor del paisaje de la dehesa y de la ribera como elementos a proteger y conservar.
  • Valorar la importancia de la flora y la fauna existente en estos ecosistemas: dehesa y ribera y fomentar su conservación.
  • Asumir compromisos e implicación personal en la conservación de estos paisajes.
  • Valorar la importancia de los diferentes usos territoriales para garantizar una buena conservación y aprovechamiento de la dehesa a largo plazo.
  • Fomentar el interés por los sonidos del medio natural y valorar los distintos elementos que se encuentran en los distintos ecosistemas por los que discurre la Vía, fomentando una actitud respetuosa y receptiva hacia el medio.

 

actividades grancapitan 1
Actividad de educación ambiental implementada en el C.P. Gran Capitán de Salamanca

1.2. Implementadas en la Vía: Dirigidas a los mismos grupos destinatarios que las anteriores.

Entre sus objetivos destacamos:

Objetivos aptitudinales:

  • Identificar los recursos naturales más significativos y relacionarlos con el ecosistema de dehesa y de ribera.
  • Conocer las relaciones tróficas básicas dentro del ecosistema (depredación y estructura piramidal).
  • Conocer la importancia de las zonas de refugio.
  • Identificar los distintos paisajes de la Vía y los ecosistemas a los que corresponden (ribera y dehesa).
  • Reforestación del medio natural.
  • Conocer especies autóctonas de la zona.
  • Diferenciar los diferentes paisajes que se encuentran en la Vía: Paisaje de ribera, paisaje de dehesa y paisaje de estepa cerealista.
  • Diferenciar los elementos bióticos y abióticos del ecosistema de estepa cerealista y del ecosistema de ribera.
  • Identificar los elementos del paisaje y los usos culturales de la dehesa.
  • Aprender a diferenciar los elementos naturales, patrimoniales y usos del territorio más significativos de la Vía.
  • Localizar estos recursos en los lugares donde se encuentren.

Objetivos actitudinales:

  • Valorar la importancia de los diferentes usos culturales, gracias a los cuales queda constituido el ecosistema y el paisaje de la dehesa actual.
  • Valorar la importancia de regular el aprovechamiento de los recursos naturales para garantizar la conservación de la dehesa.
  • Valorar la importancia de cada recurso natural en el entorno de la Vía Verde e inculcar el respeto al medio ambiente.
  • Apreciar el valor del paisaje de dehesa y el de humedal como elementos a proteger y conservar.
  • Fomentar la conservación de los acuíferos, fuentes y manantiales.
  • Valorar la conservación de la flora y fauna existente en estos ecosistemas: dehesa y humedales.
  • Asumir compromisos e implicación personal en la conservación de estos paisajes.
  • Fomentar el valor ecológico y la conservación de los diferentes recursos naturales y patrimoniales en la Vía Verde de la Plata.
  • Apreciar el valor de la dehesa, la ribera y la estepa cerealista como elementos a proteger y conservar.
  • Valorar la conservación de flora y fauna existente en la Vía.
  • Asumir compromisos e implicación personal en la conservación de la Vía Verde.
20170602_100438
Inicio de un itinerario guiado en la Vía con un grupo de escolares

Ahora bien, con independencia de los objetivos propios de cada una de las programaciones, encaminados al conocimiento y comprensión de los valores de la Vía como espacio natural a respetar, los programas tienen además una serie de objetivos comunes:

  • Satisfacer una demanda real por la utilización de este tipo de espacios.
  • Dar a conocer la importancia de la conservación en espacios naturales.
  • Promover unas actitudes de respeto y aprecio hacia el entorno natural, y
  • Dar a conocer la propia gestión del espacio.

Cuando la visita proviene del sector de la enseñanza, está constituida por grupos relativamente numerosos, por lo que es de suma importancia tener en cuenta una serie de aspectos organizativos entre los que destacan:

  • Concertación previa de la visita con el centro educativo.
  • Preparación de la visita
  • Durante la visita, dejar patente nuestra filosofía de trabajo y gestión en la Vía.
  • En cuanto al enfoque metodológico, éste ha de ser variado, tanto en técnicas como en actividades.
  • Darle un carácter participativo y activo.
  • Incidir para que el tono general cuente con un componente lúdico y recreativo.
  • Hacer que se tenga en cuenta el ámbito afectivo además del cognitivo.
  • Seguimiento posterior que sirva de retroalimentación (evaluación y resultados). 
20170602_114725
Actividades complementarias en la vía dirigidas a escolares

2. Programaciones de Educación e Interpretación Ambiental dirigidas al público general

Entre las programaciones implementadas por los miembros de la Acción de Formación y Empleo en el presente curso, destacamos la realizada el día 7 de mayo de 2017, coincidiendo con la celebración del Día de las Vías Verdes, a la que ya hemos aludido con anterioridad.

DSCN8828
Cada recurso de la vía posee un valor en sí mismo para la gestión y la interpretación ambiental. En este caso un espino albar conservado en uno de los márgenes

Independientemente de que el fin último de esta interpretación sea el mismo que hemos venido explicando hasta el momento, en las actividades abiertas al público general, destacamos también:

  • Desarrollar una profunda conciencia, aprecio y entendimiento por el lugar que visita.
  • Implicar al destinatario a la participación logrando una experiencia enriquecedora y amena.
  • Concienciar al visitante para que adopte un comportamiento acorde con el lugar donde se encuentra.
  • Conocer la finalidad de la gestión ambiental sostenible que, como miembros de la institución responsable gestionar un espacio como la Vía Verde de la Plata, hemos perseguido con todas nuestras actuaciones.
  • Exportar el modus operandi. Que el destinatario adopte como suyos los modos de actuar en la vía verde para gestionar los recursos naturales, cuando salgan fuera de la vía.
IMG_5951
No es casualidad en la vía que el recurso natural que se utilice para la interpretación se encuentre en un buen estado de conservación. En este caso una Jara pringosa. Sólo una gestión coherente llevada a cabo en el espacio lo hace posible.

3. Programas específicos de Sensibilización Ambiental. En el mismo marco de programaciones se realizan también dos módulos de Sensibilización Ambiental, el primero de ellos, dentro del Programa de Formación del curso 2015-2016, y el segundo, desarrollado en los nueve meses del AFE actual bajo la denominación de “SensibilizaVÍAte”.

El primer módulo tiene un carácter general y se desarrolla con la finalidad de ser impartido a alumnos/as de las distintas Acciones de Formación y Empleo desarrolladas en los municipios del entorno de la Vía, pudiendo ser impartido también a la población local y grupos de interés en general, con el objetivo de conseguir la concienciación medioambiental para modificar conductas en pro de la Sostenibilidad.

Entre sus objetivos destacamos:

Objetivos aptitudinales:

  • Aprender acciones encaminadas a mitigar problemas ambientales: contaminación (atmósfera, suelo, agua, lumínica,…), deforestación, sobrepastoreso, pérdida de biodiversidad, pesca excesiva, generación de residuos, etc.
  • Analizar los distintos hábitos de consumo.

Objetivos actitudinales:

  • Apreciar los valores y recursos naturales, locales y globales, como elementos a proteger y conservar.
  • Valorar la resolución de los problemas ambientales.
  • Fomentar los valores de protección del medioambiente.
  • Valorar los distintos hábitos de consumo y concienciar sobre el impacto generado a nivel global.
  • Modificar creencias.

En el segundo Programa de Sensibilización Ambiental , en fase de diseño e implementación inicial, se han diseñado tres líneas de actuación específicas.

El trabajo de sensibilización se desarrollará mediante métodos muy diversos, adaptados a los distintos destinatarios con los que se trabaje (población local, escolares, grupos de interés: agricultores, ganaderos, ciclistas, etc.), valiéndonos de los recursos propios de las nuevas TIC llevados a la propia Vía, y fomentando la participación de la población no sólo como receptores de estos programas sino también como miembros implicados en todo el proceso de desarrollo.

Entre los objetivos que pretenden trabajarse destacan:

Objetivos aptitudinales:

  • Analizar nuestros hábitos de comportamiento en la naturaleza en general y en el entorno de la Vía en particular.
  • Conocer los recursos naturales, patrimoniales y usos del territorio más significativos de la Vía.
  • Localizar estos recursos en los lugares donde se encuentren.
  • Conocer los diferentes paisajes que se encuentran en la Vía y sus características de cara a la conservación y sostenibilidad de los mismos: Paisaje de ribera, paisaje de dehesa y paisaje de estepa cerealista.
  • Conocer las especies autóctonas de la zona y las actuaciones que favorecen su conservación y sostenibilidad.

Objetivos actitudinales:

  • Apreciar los valores y recursos naturales, locales y globales, como elementos a proteger y conservar.
  • Fomentar los valores de protección del medioambiente.
  • Valorar los distintos hábitos de consumo y concienciar sobre el impacto generado a nivel global.
  • Incrementar el respeto por la naturaleza y valorar lo que nos ofrece.
  • Fomentar el valor ecológico, la conservación y sostenibilidad de los diferentes recursos naturales y patrimoniales de la Vía.
  • Valorar la importancia de la flora y la fauna existente en los ecosistemas de dehesa, cerealista y de ribera, y fomentar su conservación mediante un uso respetuoso y sostenible.
  • Valorar la importancia de regular el aprovechamiento de los recursos naturales existentes en la Vía para garantizar su sostenibilidad.
  • Asumir compromisos e implicación personal en la conservación de la Vía Verde.
  • Modificar creencias.

 

Bibliografía y webs consultadas:

  • Nieves Villamil Touriño, Selvicultura y Control de Plagas Forestales. UF1265.Certificado de profesionalidad (SEAG0309). Editorial CEIP. 2014.
  • Conesa Fernández.Vitora, Vicente, Guía metodológica para la evaluación del impacto ambiental.
  • Gómez Orea, Domingo. Evaluación  del Impacto Ambiental. Un instrumento preventivo para la gestión ambiental. Mundi_Prensa y Editorial Agrícola Española, S.A. 1999.
  • Montoya Oliver, José Miguel; Mesón García, Marisa. Selvicultura (tomos I y II). Fundación Conde del Valle de Salazar. Ediciones Mundi_prensa. 2004
  • Muñoz López, Carmen; Pérez Fortea, Victor; Cobos Suárez, Pablo; Hernandez Alonso, Rodolfo; Sánchez Peña, Gerardo. Sanidad forestal. Mundi_Prensa. 20011
  • Sociedad Española de Ciencias Forestales. Diccionario Forestal. Mundi_Prensa.2005
  • UNESCO(1976). “La Carta de Belgrado”
  • Ley 43/2002 de 20 de noviembre de sanidad vegetal.
  • http://www.wildlifeinsight. com/brithis-noths/the-mullein-moth-and-catepilla/
  • http://es.unesco.org/
  • http://www.un.org.
  • http://www.socmicolmadrid.org

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s