El Control de plagas y enfermedades en la vegetación dentro de los espacios naturales de uso público: Camino Natural_ Vía Verde de la Plata

Como venimos demostrando a lo largo de nuestra trayectoria en la Gestión Ambiental del Camino Natural_ Vía Verde de la Plata, no consideramos este espacio público como un mero conjunto de infraestructuras que satisfagan las necesidades sociales de unos u otros usuarios. Más bien lo consideramos como algo complejo, heterogéneo y asimilable a un verdadero equipamiento ambiental. Un equipamiento donde la coordinación entre las acciones de Gestión Ambiental llevadas a cabo y los objetivos de Educación Ambiental buscados, sean compatibles con los usos sociales que se desarrollen ahora y en un futuro en la vía y su entorno. Todo ello a la vez que mantenemos la coherencia con los principios de sostenibilidad vigentes en la actualidad.

Un Equipamiento Ambiental, como consideramos nosotros a nuestro espacio de trabajo, es un conjunto de instalaciones, infraestructuras, recursos y materiales implementados en una estructura organizada que debe contemplar un programa pedagógico, actividades y un equipo de trabajo que lo desarrolle. Todo ello sin olvidar que deben tenerse unos objetivos (contenidos, aptitudes y actitudes) de la Educación Ambiental no formal, que en nuestro caso siempre los hemos fijado desde nuestros inicios bajo el prisma de la sostenibilidad. La trayectoria secuencial de entradas en este blog desde el año 2015 es una buena prueba de ello.

La Gestión Ambiental coherente de un Equipamiento Ambiental, conformado linealmente en el medio natural y tan extenso como el Camino Natural_Vía Verde de la Plata, es muy compleja por varias razones:

  • Al ser un Equipamiento Ambiental entre sus objetivos debe contemplar prioritariamente proyectos o programas de educación ambiental.
  • Las metodologías educativas deben ser activas, creativas y participativas.
  • A veces hay una gran cantidad de infraestructuras y recursos espacialmente distribuidos (algunos de ellos naturales y patrimoniales) que hay que mantener, conservar, vigilar y controlar.
  • El espacio natural donde se ubica posee una alta riqueza en recursos naturales y patrimoniales de gran valor, algunos con figuras de protección establecidas.
  • Cualquier actuación que se realice en el espacio requiere una coherencia según los principios de sostenibilidad para alcanzar los plenos objetivos de la Educación Ambiental actual.
  • Hay que atender la demanda de diversos usuarios del espacio y hacer compatibles esos usos con la conservación del medio Natural que nos rodea.
  • Si la gestión es pública, deben coordinarse multitud de instituciones.
  • Se necesita un equipo de profesionales bien formado en diversos ámbitos.

Como vemos es algo más complejo de gestionar que un espacio meramente deportivo. Y es que, es así como desde una visión simplista se suele considerar por el gran público a las Vías Verdes. La gestión pública de una vía verde coherente desde el punto de vista ambiental no es sencilla, sobre todo porque estamos trabajando con recursos naturales y complejos procesos ecológicos a la vez que se ven involucradas personas que realizan sus actividades en el mismo espacio: usuarios (bici, running, senderismo), educadores ambientales, o en espacios adyacentes: agricultores, ganaderos, cazadores,etc. La organización y coordinación entre todos los agentes participantes en la Gestión Ambiental debe ser máxima.

Ciñéndonos al uso existente de este espacio desde 2015 como escenario para educación e interpretación ambiental debemos considerar el estado actual de la cuestión. Ya que en los últimos decenios los objetivos de la Educación Ambiental (conceptuales, aptitudinales y actitudinales) han seguido temporalmente una evolución desde un objetivo de conservación hasta el objetivo actual más avanzado de sostenibilidad:

  • EA para la Conservación
  • EA para la Concienciación
  • EA para el Desarrollo Sostenible
  • EA para la sostenibilidad

Por coherencia, la Gestión Ambiental aplicada al espacio o equipamiento donde se desarrolle esa Educación Ambiental debe haber seguido temporalmente esa misma evolución. Sería poco ético que en el mismo escenario donde se pretenda educar en valores ambientales para cambiar el modus operandi de la sociedad, se lleven a cabo paralelamente actuaciones de gestión obsoletas insostenibles ecológicamente. En nuestro trabajo de investigación y recopilación de otras experiencias en gestión, hemos hallado multitud de casos en los que sin embargo eso es así.

En muchos equipamientos ambientales (por llamarlos de alguna manera) entre los que hay  rutas, itinerarios,  etc creados por instituciones públicas, dan preferencia a la creación y el mantenimiento de la infraestructura, pero los programas de educación ambiental  brillan por su ausencia, o como mucho se reduce a una serie de materiales divulgativos autoguiados con exceso de contenidos conceptuales, con el único objetivo de conservación. La creación de espacios públicos que sigan este modelo tuvo su auge en la primera década del siglo XXI pero su tendencia es decreciente en los últimos años.

Otros equipamientos poseen infraestructuras más sencillas de mantener (aulas de naturaleza, sendas botánicas, sendas guiadas,etc) pero han sabido adaptarse a los tiempos y allí los programas educativos están bien planteados con objetivos en valores y herramientas, pero caen en un error, la incoherencia de ser gestionados con escasos criterios ambientales de sostenibilidad (utilizando por ejemplo especies exóticas). La tendencia actual es crear espacios públicos que sigan este modelo pero con mayor coherencia.

Por lo tanto, se requiere en todo momento un esfuerzo por parte de los gestores y el equipo de educadores del equipamiento para coordinarse hacia una misma meta, y no debe ser otra que la “sostenibilidad”.

El escenario educativo en el que se ha comenzado a trabajar (desde 2015) y a tomar iniciativas en la Vía Verde de la Plata por parte de VIFEPLA, ha sido un escenario de la Educación Ambiental para la “Sostenibilidad”. Y de la misma manera la Vigilancia y Control iniciada en 2016 ha seguido la misma filosofía.

¿Qué significa seguir esa filosofía de manera coherente? Por ejemplo, quiere decir que al realizar cualquier actuación de restauración sobre un recurso natural supone pensar en que ese recurso y la metodología que utilices para restaurarlo, ambos en sí mismos, son útiles para la Educación Ambiental. El modus operandi en la gestión va a formar parte de la metodología del proceso pedagógico. Existe por lo tanto, una dualidad, estamos actuando pero a la vez educando, y nuestra forma de trabajar será útil para las programaciones de educación ambiental que se puedan desarrollar en ese espacio. Ambos aspectos deben ir de la mano.

Y no debemos pensar sólo que esa educación ambiental debe ir dirigida a la conservación del recurso en sí mismo, sino también en cambiar a la sociedad en los modos de pensar y de actuar. Nuestra forma de gestionar el espacio puede y debe servir de ejemplo. Esta sería la tendencia actual en la Educación Ambiental, una Educación Ambiental “total” que contribuya a la mejora del entorno y de la calidad de vida centrándose en el destinatario y no sólo en el recurso natural. Persiguiendo un cambio en los modelos seguidos hasta ahora, que siempre han primado el vivir con más cantidad y no el vivir con más calidad, en definitiva más sostenibilidad. Vivir quizás con menos pero mejor.

Ahora estamos en 2017, y fue en 2005 cuando las Naciones Unidas emitió el Informe enmarcado dentro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: “Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible 2005-2014”. Este informe decía que la Educación era una manera de alcanzar la sostenibilidad pero que por sí sola no era suficiente para lograr un futuro más sostenible. Es necesario un aprendizaje específico porque hay muchas maneras de alcanzar la sostenibilidad en los cambios de formas de actuar dentro de la agricultura, la selvicultura, la investigación, la transmisión de conocimientos…

Equipamientos ambientales como los caminos Naturales y Vías Verdes consideramos que son los escenarios perfectos para llevar a cabo iniciativas de sostenibilidad donde se desarrollen metodologías y actuaciones coherentes con las tendencias actuales de la Gestión y Educación Ambiental, a la vez que, por qué no, se compatibilicen todos usos sociales del espacio. La presente entrada expone uno de estos casos: Control de enfermedades en la vegetación.

En el Camino Natural-Vía Verde de la Plata, al encontrarnos en el medio natural, uno de los problemas con el que nos topamos en la Gestión Ambiental, es la coexitencia de las patologías de las masas vegetales adyacentes con los usos sociales que se desarrollen en el espacio. Coherentemente, según lo dicho ¿qué debemos hacer si es detectada una enfermedad en los árboles de la zona?.¿Debemos erradicarla sin más?

Lo primero que tendremos que evaluar es:

  • Diagnosticar e identificar la enfermedad
  • Ver a qué especies son las afectadas
  • Valorar las relaciones ecológicas que intervienen
  • Si su virulencia entra dentro de los umbrales normales
  • Si es constitutiva de plaga
  • Si causa alguna molestia a los usos públicos del espacio
  • Si causa pérdidas económicas considerables cuando exista algún aprovechamiento en la masa.
  • Qué métodos pueden aplicarse para su mitigación o erradicación.

Pero antes aclaremos una serie de conceptos según lo estudiado en bibliografía:

Enfermedad:

“Alteración de la vegetación producida por hongos, virus, bacterias, artrópodos (insectos, crustáceos, arácnidos, etc.) y estrés ambiental (estrés hídrico, salino, insolación etc.)”

Plaga:

“Una enfermedad se considera plaga cuando tiene una determinada magnitud espacial que supera un umbral de perjuicio económico para los aprovechamientos de la masa”.

A lo largo del trabajo de campo del Equipo de Gestión Ambiental de la Vía Verde de la Plata II han sido registradas algunas observaciones relacionadas con la presencia de  afecciones en las masas vegetales del entorno del Camino Natural.

 

ZONA TOPÓNIMO ESPECIE AFECTADA SÍNTOMA IDENTIFICACIÓN DE LA ENFERMEDAD
1

 

Trinchera del Palomar Olmo

Ulmus Minor

Protuberancia al inicio de ramas jóvenes y secado de hojas y ramas. Grafiosis
2

 

La fábrica Olmo

Ulmus Minor

Protuberancia al inicio de ramas jóvenes y secado de hojas y ramas. Grafiosis
2

 

Trinchera de la Maza Jara Pringosa

Citisus Ladanifer

Quemazón de color negro Chancro
2

 

Pinar de Terradillos Pino

Pinus Pinaster

Defoliación

nidos

Procesionaria
2

 

Trinchera del Palomar Rosal Silvestre

Rosa Canina

Defoliación Pulgón
1

 

Trinchera del Palomar Encina

Quercus rotundifolia

Formas anamórficas en ramasy tronco. Abultamientos Botritis
1

 

Bucarón Sauce

Salix sp

Defoliación Orugas familia

Nymphalidae

1

 

Mirador de la ribera Sauces y Almendros

Salix sp Prunus dulcis

Defoliación Oruga Falsa Lagarta

Malacosoma Neustria

3

 

Carbajosa de la Sagrada

 

 

Cultivo cereal

Defoliación Oruga Verde

Coliascrocea

2

 

La Fábrica Zona de Olmos

Ulmus minor

Minadores

Agujero en madera

Larva de Escarabajo Rinoceronte

Oryctes Nasicornis

 

1

 

Terradillos Sustrato herbáceo de la vía

Avena sp

Defoliación Hormigas voladoras

Pixabat

1

 

Área de descanso de Alba de Tormes Cardo  Mariano

Silybum marianun

Defoliación Gorgojo y Curculionidae

 

2

 

La Maza Herbáceas Excavador Alacrán Cebollero

 

2

 

La Maza Herbáceas Excavador Grillo negro

Gryllidae

 

2

 

La Maza Herbáceas

 

Defoliador Saltamontes

Caelifera.

 

 

2

 

La Maza Vegetación rupícola Excavador Saltacercas

Lasiommata negera

2 Pinar de los Cisnes Pinus pinaster Escoba de bruja bacterias
3

 

Carbajosa de la Sagrada Herbáceas Defoliación Oruga de color Verde.

Colias común

Colias crocea

Refiriéndose a los insectos de manera particular, además se han inventariado en las diferentes zonas la presencia de una elevada diversidad especies, algunas susceptibles de causar daños en la vegetación, pero algunas también con claros beneficios ecológicos.

 

En el caso de los insectos polinizadores los beneficios son notorios. Las abejas por ejemplo, además de polinizar, pueden dar lugar a un aprovechamiento de miel con beneficios económicos.

colmenas
Aprovechamiento de miel en La Maza

La presencia de orugas de lepidópteros, lo que podría considerarse una enfermedad por causar daños en algunos vegetales, sin embargo puede acarrear a largo plazo beneficios ya que los adultos actuarán de polinizadores de especies vegetales y son un buen recurso para la interpretación en un uso recreativo de la vía. Como lo son también muchas aves insectívoras (abejarucos, golondrina dáurica, curruca rabilarga, petirojo, etc), que prefieren enclaves con vegetación natural donde la presencia de los insectos es mayor. Si hay aves insectívoras también aparecerán sus depredadores: aguililla calzada, gavilán, etc. En definitiva más biodiversidad.

abejarucos
Abejarucos en Valdescobela
petirojo
Petirojo en el Sendero del puente de la Maza
aguililla calzada
Aguililla calzada sobrevolando la Trinchera de la Maza

Como inciso, haciendo referencia a las motivaciones expuestas en una entrada anterior de este blog: Planificación y control de trabajos silvícolas bajo la perspectiva de la sostenibilidad, mencionar que si no se hubiera seguido esta línea de Gestión Ambiental Sostenible  en la vía verde, con total seguridad no nos encontraríamos tal diversidad de especies. Por ejemplo, el mantenimiento de plantas como linarias, rúmex  y gordolobos en los márgenes de la vía ha permitido la presencia de determinadas orugas que cuando sean adultas, ya como mariposas, van a polinizar plantas, y no sólo las silvestres sino también muchos cultivos.

DSCN2081
Linaria presente en los bordes de la vía verde en Terradillos

La aplicación de herbicidas preventivamente al realizar las tareas de control de la vegetación para favorecer determinados usos sociales de la vía (bici, senderismo, running) habría eliminado la presencia de muchos insectos cusantes de enfermedades. Pero también nos hubiera privado de muchas ventajas en algunos aprovechamientos (uso recreativo en interpretación y educación ambiental, productividad vegetativa en cultivos sostenibles, y el mencionado aprovechamiento de miel en el caso de las abejas).Y es que no sólo los insecticidas afectan a este grupo de invertebrados sino también la aplicación de herbicidas, y la reducción de lindes, franjas y superficies con vegetación natural que les proporcione alimento y refugio en sus diferentes fases de desarrollo.

Otro aspecto que viene al caso es la influencia del control del estado fitosanitario de la vegetación en el uso social de la caza. Según la normativa aplicable en la Vía Verde , el uso cinegético no es uno de los usos contemplados, por lo tanto en principio, nuestros objetivos en la Gestión Ambiental  no incluyen  los aprovechamientos de caza dentro del terreno de la Vía.

Recordamos el punto 4 del articulo 8 de los Usos inadecuado de la Vía dentro de la Ordenanza Reguladora de la Vía Verde:

Es un uso inadecuado:

“4.- Cazar a lo largo de todo el territorio de la Vía Verde que a tales efectos se
considera Zona de Seguridad a que se refiere el artículo 28 de la Ley de Caza de Castilla
y León, quedando por tanto prohibido el uso de armas de fuego en una franja de
veinticinco metros de anchura a ambos lados de la Vía Verde incluidas sus áreas
recreativas.”

Sí está permitido, en cambio, ese aprovechamiento en los cotos privados en las fincas aledañas. Es sabido por  los gestores responsables de cotos el enorme beneficio que tiene el mantenimiento en franjas y lindes de vegetación natural herbácea y arbustiva que sirva como refugio y zona de alimento para las diferentes especies. La Junta de Castilla y León da recomendaciones en este sentido siendo la perdiz roja  una de las especies más beneficiadas.

DSCN0842
Perdiz roja junto a la Vía cerca del Arapil Grande

El mantenimiento de la vegetación natural en la Vía Verde por parte del equipo de Gestión Ambiental además de cumplir los objetivos ecológicos de nuestra filosofía, está también revirtiendo en un beneficio indirecto para los cotos cercanos. La realidad observada por nosotros (registro de pasos de fauna, rastros, avistamientos…) es que las especies de caza migran indistintamente de la Vía Verde hacia los cotos y viceversa. Una realidad que no debemos obviar y aspecto importante a destacar  en el caso de la necesidad de trabajar conjuntamente de manera coordinada los propietarios, los gestores de cotos y los gestores ambientales de la Vía Verde para la mejora de lindes y refugios para la fauna. El beneficio puede ser mutuo e incluso se podría hacer extensible a los agricultores ya que los daños por fauna en los cultivos iban a ser menores.

IMG_20170113_125439068
Actuación: conjunción de un majano para conejos dentro de los terrenos de la Vía

Lo que se está haciendo hasta ahora en la Vía puede ser un buen ejemplo a seguir dados los resultados registrados en presencia y riqueza de especies. Por ejemplo, a ninguno de nosotros se nos escapa que la abundancia de conejos en la zona sería mucho menor si no existiera el corredor de la Vía Verde que comunica las diferentes biocenosis existentes a lo largo de los 22 km de recorrido.

octubre15 010
Conejo en uno de los Terraplenes de la Vía

Volviendo a tema que nos ocupa. Según las metodologías funcionales de selvicultura de manera tradicional  las patologías en la vegetación se han tratado de diversas formas:

  • FITOSANITARIOS: LUCHA QUÍMICA: Los más utilizados convencionalmente. Muchas veces innecesariamente y en exceso. Nosotros intentaremos evitarlos y si no hay más remedio se usarán los más respetuosos con el medio).
  • MÉTODOS FÍSICOS: Pueden utilizarse respetando los principios de sostenibilidad
  • PRÁCTICAS CULTURALES: Algunos son muy sostenibles realizados de manera comedida
  • CONTROL INTEGRADO: Es una metodología que aúna los anteriores.
  • CONTROL Y LUCHA BIOLÓGICA: Bien estudiados pueden ser los más convenientes.

Según los criterios de sostenibilidad el objetivo no sólo debe ser tratar la enfermedad, si es que eso es absolutamente necesario, sino también mostrar una forma de actuar a los usuarios del espacio. Nuestra metodología va a servir de ejemplo a los usuarios de la vía de que hay otras formas de gestión más respetuosas y acordes con el ecosistema. Así se estará realizando también educación ambiental.

Para ser coherentes con la sostenibilidad, estas enfermedades deben afrontarse de manera diferente a lo que convencionalmente estamos habituados a ver hasta ahora, si lo que queremos es conservar recursos naturales, utilizarlos para la educación ambiental y además permitir que todos los usos sociales puedan desarrollarse.

caseta aves
Instalación de caja nido para aves insectívoras como medida compensatoria de actuaciones

Una enfermedad detectada en la vegetación ¿Es necesario siempre atajarla? Debemos considerar que dentro del Camino Natural las masas que nos encontramos son de especies autóctonas y en estas masas la presencia de enfermedades es siempre algo muy común que no siempre es necesario erradicar desde un punto de vista ecológico. Muchas especies consideradas causas de enfermedades están contribuyendo a la biodiversidad y están siendo participes de relaciones ecológicas positivas en el ecosistema. Intervenir en ellas alteraría el equilibrio ecológico.

No sucedería lo mismo si nos encontráramos en una masa funcional donde existieran aprovechamientos madereros con beneficio económico donde primara este frente al ecológico: Plantaciones de pinos por ejemplo.

Tampoco sucedería lo mismo si nos encontráramos en una dehesa. Las dehesas de encinas, formación multifuncional creada por el hombre para varios aprovechamientos, podrían ser también considerada una masa  perjudicada cuando el área afectada sea amplia.

Dentro de la traza del Camino Natural-Vía Verde de la Plata no tenemos plantaciones de pinos con aprovechamientos, ni aún existen amplias formaciones adehesadas en un grado de aprovechamiento elevado. Aunque sí es importante mencionar que en el entorno adyacente existen pinares y dehesas de encinas susceptibles de padecer alguna enfermedad que pudiera allí causar daños económicos en los aprovechamientros. En esos casos habría que estudiar detenidamente el estado de la masa para tomar alguna decisión. Desde la Gestión Ambiental de la Vía Verde propondríamos siempre una metodología sostenible que tuviera en cuenta todos los factores que influyen en la conservación de los recursos naturales, patrimoniales y culturales, acorde con la legislación vigente.

Otro aspecto a valorar en esta línea es la categorización de protección de la especie causante de la enfermedad. Por ejemplo, dentro de nuestro equipo de trabajo existe constancia que desde hace tiempo se está observando la presencia de un coleóptero que daña las encinas de los adehesados de la zona. El coleóptero en cuestión es el Cerambyx cerdo, cuyo desarrollo puede acabar con la vida de las encinas realizando unos barrenos y unas galerías dentro del tronco. Pues paradójicamente el escarabajo que amenaza la supervivencia de uno de los ecosistemas más productivos, la dehesa, se encuentra protegido por la Unión Europea por encontrarse en peligro de extinción y la plaga que sufren los árboles salmantinos tiene muy condicionado su control. La Directiva de Hábitats considera esta especie de interés comunitario de tal forma que requiere una protección (Anexo IV). También está presente en el catálogo nacional de especies amenazadas. Aún no se ha observado la presencia de este coleóptero en la vía pero dada la presencia en las dehesas cercanas y su grado de protección convendría seguir intensificando la vigilancia.

Dada la evolución de la vegetación en algunos tramos del Camino y de los tratamientos selvícolas realizados por nuestro equipo para conversión en adehesado, así como las diversas plantaciones acometidas, convendría seguir observando en el futuro el estado fitosanitario de todas esas masas forestales para evaluar si se declara o no una plaga con incidencia negativa en los aprovechamientos futuros que pudieran tener lugar.

Hasta este momento el trabajo que hemos realizado el equipo de Gestión Ambiental dentro del espacio del Camino Natural ha sido:

  • Detectar una enfermedad
  • Consideraremos si es necesario atajarla o no en función de criterios exclusivamente de sostenibilidad y conservación de la diversidad biológica así como de la compatibilidad con los usos públicos de espacio.
  • Actuaremos cuando la densidad de la especie afectada se encuentre en valores mínimos en la zona donde ha sido detectada.
  • Actuaremos cuando la enfermedad sea de un grado de virulencia tal que impida la regeneración normal de la especie vegetal afectada.
  • Actuaremos cuando la enfermedad impida el correcto uso del espacio público por los diferentes grupos de usuarios por razones de sanitarias y de seguridad: senderismo, bici, educación ambiental

La actuación siempre será lo más sostenible posible según las metodologías existentes.

Veamos un ejemplo de la actuación realizada por nuestro equipo en el caso concreto de la grafiosis en olmos (Ulmus minor):

La grafiosis es una enfermedad presente en La Península Ibérica desde el siglo XII, produciendo grandes pérdidas de olmedas y muchos ejemplares emblemáticos de las plazas de los pueblos,  que servían para dar sombra en las plazas en verano y donde jugaban los niños y se reunía la gente del pueblo. El olmo no solo ha sido apreciado por su sombra en plazas y vías de comunicación, sino que también ha sido valorado por su buena madera, fácil de trabajar y resistente a la putrefacción, por lo que fue muy utilizada en la construcción de barcos, aperos de labranza, construcciones de agua, ruedas de carros, etc.

En el Camino Natural del Camino Natural-Vía Verde de la Plata tenemos inventariados diversos olmos (Ulmus minor).Muchos de los olmos presentes en la vía están afectados por la grafiosis.

La grafiosis es una enfermedad fúngica que afecta al olmo común (Ulmus minor). La produce un hongo llamado Ceratocystis ulmi, que necesita para propagarse un insecto vector, un insecto escolítido, (Scolytus sp) , portador de un hongo. Este hongo provoca la obstrucción de los vasos conductores de la savia, conduciendo al árbol a la muerte a una edad joven.  El escolítido lleva las esporas del hongo adheridas al cuerpo y las va diseminando mientras abre galerías longitudinales en la madera del olmo. Esta es la razón por la cual no se encuentran en el medio natural olmos de gran porte, porque mueren a temprana edad.

Concretamente los olmos presentes en la zona de la Fábrica de cerámica (los de mayor porte existentes en toda la vía) han sido tratados mediante un control integrado:

Preventivo en pies sanos:

  • Químico: Aplicación de líquido cicatrizante en el tronco y ramas.
  • Culturales: Podas y destrucción de raíces puente.

Curativo en pies afectados:

  • Culturales: cortando y quemando las partes afectadas.
  • Químicos: Aplicación de una dosis adecuada y muy localizada de antifúngico (Oxicloruro de cobre).

 

 

Bibliografía y webs consultadas:

  • Nieves Villamil Touriño, Selvicultura y Control de Plagas Forestales. UF1265.Certificado de profesionalidad (SEAG0309). Editorial CEIP. 2014.
  • Conesa Fernández.Vitora, Vicente, Guía metodológica para la evaluación del impacto ambiental.
  • Gómez Orea, Domingo. Evaluación  del Impacto Ambiental. Un instrumento preventivo para la gestión ambiental. Mundi_Prensa y Editorial Agrícola Española, S.A. 1999.
  • Montoya Oliver, José Miguel; Mesón García, Marisa. Selvicultura (tomos I y II). Fundación Conde del Valle de Salazar. Ediciones Mundi_prensa. 2004
  • Muñoz López, Carmen; Pérez Fortea, Victor; Cobos Suárez, Pablo; Hernandez Alonso, Rodolfo; Sánchez Peña, Gerardo. Sanidad forestal. Mundi_Prensa. 20011
  • Sociedad Española de Ciencias Forestales. Diccionario Forestal. Mundi_Prensa.2005
  • UNESCO(1976). “La Carta de Belgrado”
  • Ley 43/2002 de 20 de noviembre de sanidad vegetal.
  • http://www.wildlifeinsight. com/brithis-noths/the-mullein-moth-and-catepilla/
  • http://es.unesco.org/
  • http://www.un.org.
  • http://www.socmicolmadrid.org
Anuncios

Un comentario en “El Control de plagas y enfermedades en la vegetación dentro de los espacios naturales de uso público: Camino Natural_ Vía Verde de la Plata

  1. Pingback: Los objetivos de la Educación Ambiental en el Camino Natural-Vía Verde de la Plata en la senda de la Sostenibilidad – Vía Verde de la Plata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s